El Rincón del Molinero




Decía el Sr. Paul Couesnon Presidente de la Asociación Nacional de Molineros de Francia




En el Molino la rueda gira. "Desde la noche de los tiempos, molineros y panaderos han trabajado en colaboración. En efecto para hacer buen pan,
el panadero necesita una harina de buena calidad, que se adapte a sus conocimientos particulares, a las especialidades panaderas que desea
proponer a sus clientes. Los molineros son los socios naturales de los panaderos. " En los últimos 20 años, el oficio de molinero ha evolucionado
mucho. Ya no se contenta solamente con moler el grano. La búsqueda de la calidad, nuevos sabores y de la excelencia es su motivación principal.
Cuando un molinero hace bien su trabajo, aportó nuevas ideas a los panaderos que a su vez ofrecieron una gran diversidad de panes de alta
calidad a sus clientes. Como resultado, de este cambio Francia supo aprovechar esos modelos de calidad para promocionar con buen resultado
sus cereales para exportar. Los molineros se han preocupado por fomentar la calidad y exigirla a los productores. En cada región los molineros han
estimulado y sugerido la siembra de los trigos de mejor calidad. Esto tuvo como consecuencia, una mayor competitividad de los productos a base de
cereales frente a los productos de importación similares que no ofrecen estas garantías. Y reiteramos , el trabajo del molinero es separar la
almendra harinosa de las capas externas del grano, pero mucho más importante es saber elegir el trigo adecuado para cada una de las
especialidades que ofrece a los panaderos. Los molineros tienen en general una panadería de ensayo en sus establecimientos para testear la
calidad de los trigos y adaptarlos a la mejor técnica molinera, teniendo siempre en cuenta cual será el producto final . Esto trajo como
consecuncia un mejor diálogo entre el pandero. Estamos en el nuevo siglo convencidos que el pan será durante mucho tiempo un alimento que forma
parte de una verdadera fiesta del sabor, por que los molineros seguiremos trabajando a favor y en forma estrecha con los panaderos para seguir
adaptándonos a las nuevas exigencias de los consumidores. Y para finalizar... "El pan durante mucho tiempo fue un elemento de vida,
necesario para sobrevivir. Debe retomar progresivamente su justo lugar en nuestro equilibrio alimenticio. Desde siempre fue un aporte irremplazable
en la nutrición del hombre. Fue es y será parte de los sabores placenteros de cada comida. Es este el resultado de nuestro trabajo en común que
celebramos junto a los panaderos en esta nueva oportunidad que nos brinda la Fiesta del Pan. Por que la alegría de hacer un buen pan se
comparte".



Volver